Post Scriptum

Los cuatro profesores que me leen ya se habrán percatado de que la actividad del Individuo ha llegado a su Fin. Han pasado dos años y medio desde el primer artículo, «Adaptación al medio«, que se abría, por desgracia, con una cita profética:

“La autonomía de los centros educativos es una conditio sine quanon para que la enseñanza se adapte a las situaciones socioculturales donde se encuentran inmersos” (José Gutiérrez Galende, portavoz del Consejo Andaluz de Colegios de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras)

Hoy, en Andalucía, ya tenemos el ROC, que nos provee de una autonomía tan inflexible como conviene a quienes mandan. Y la enseñanza no ha dejado de «adaptarse», convirtiendo los contenidos de las asignaturas en nebulosas áreas con espíritu de Reader´s Digest. Hoy todo el mundo habla con naturalidad de las competencias básicas y de lo meritorio que resulta, desde el punto de vista académico, saber convivir. Todo contra lo que luchaba esta bitácora ha prosperado sin remedio.

Y lo peor  es que no hay indicios de que vaya a escampar en el futuro. Sí, tal vez el PP adopte un par de medidas cosméticas e insustanciales, pero uno tiene la sensación de que la enseñanza pública a gran escala está viviendo sus últimos días. El Humanismo y el espíritu de la Ilustración no figuran en el repertorio de la escuela mesocrática, emotiva y competencial.

Por lo demás, lo que tenía que decir ya está recogido en el centenar largo de artículos que pueden consultarse en este espacio. Persistir en la escritura sería caer en el fatigoso vicio de la grafomanía. Si alguna vez les sirvieron, o aún pueden servirles en el futuro, habrán cumplido el propósito para el que fueron redactados.

Muchas gracias a quienes han intervenido en el foro durante estos dos años, ya fuese para la coincidencia o para el desacuerdo.

Hasta la vista.

Calle del Circo, 41001 Sevilla, España

16 respuestas a «Post Scriptum»

  1. Gracias por compartir tus inquietudes y tus puntos de vista. En los tiempos que corren siempre es triste saber que voces que no siguen el compás que nos marcan los que no nos entienden se apagan. En fin, espero que puedas reconsiderar tu decisión y sigas clamando en el desierto.

  2. Entiendo que clamar en el desierto es fatigoso. A riesgo de que resulte ridículamente optimista como comentario a un artículo tan melancólico, creo que esto de la enseñanza pública puede tener arreglo porque en realidad hay más disidentes de la tontuna oficial que los que parece. Falta que se den cuenta de que no son cuatro gatos, sino muchos hábilmente silenciados. Pero es verdad que la enseñanza pública lo tiene mal. Unos no le tienen demasiado cariño y muchos de los que creen en lo público en lo que no creen es en la enseñanza. Espero que no se consume y tengamos que decir eso de «entre todos la mataron y ella sola se murió».
    Un saludo.

  3. Me gustaría, amigo, que reconsideraras tu decisión, pues todo es proceso, y siempre harán falta voces formadas e inteligentes como la tuya para analizar la realidad, crear conciencia, y facilitar la explicitación de la opinión.
    Un fuerte y admirado abrazo.

  4. Bueno, Individuo. Eres profesor y yo he sido alumno de tu blog. Gracias por lo que he podido aprender leyéndote, que ha sido mucho y bueno. Ojalá no apagues del todo el espíritu guerrero.

  5. Pues yo, Nacho, lo primero que me atreví a escribir fue una kosa que se titulaba «Por qué me fui» (de una macroasamblea universitaria), en Diario de Cádiz, allá por el 74. Y di en firmar como «La voz que no clama en el desierto».
    Te comprendo, te entiendo, sintonizo, admiro y, lo que es peor…me siento huérfano. Si alguna vez publicas algo, considérame ávido de ello y ten a bien enviarlo a alguno de estas cuentas de correo:
    fralme@terra.es
    fralme@wanadoo.es
    fralme@telefonica.net
    mcopolo@telefonica.net
    mcopolop@terra.es
    pacoalb@comcadiz.com
    pacoalb@telefonica.net
    pacoalb@terra.es

    Eso sí, tengo mal oído.

  6. Estimado Individuo, el genuino compromiso no se degenera ni se destruye, solo se transforma. En esta Andalucía de nuestros pecados, abunda lo doblemente escuálido (por birrioso y escualo). También las vías muertas, los raíles a ninguna parte, las tierras quemadas -algunas de las que cuyo sombre no quiero acordarme.
    Es signo de lucidez saber reconocerlas y explorar otras veredas y otras verades.
    La tentación de “paren el mundo, que me bajo” siempre acecha, pero el precio es demasiado elevado: no hay vida buena sin vita activa.
    Y la comunicación -encontrar la palabra adecuada en el momento oportuno- ya es acción. Decía Hannah Arendt que «muda lo es sólo la violencia y, ya sólo por esa razón, la mera violencia jamás podrá reivindicar grandeza».
    Todo tiempo pasado fue.
    Me bien-consta que el futuro prójimo te ofrecerá ocasión de volver a enarbolar armas de futuro.
    Un abrazo.

  7. Lamento confirmar lo que pensaba que estaba sucediendo con este blog y otros afines -como Deseducativos-, que habían llegado a su fin. Aunque no qiero parafrasear a Fray Luis, no me queda más remedio que clamar «cuál solo, ay, nos dejas». Muchas tardes-noches se hacían más llevaderas comprobando que no estábamos solos en este valle de lágrimas educacional.
    ¡Que la prejubilación me alcance antes que la locura, es ya lo único que pido!.
    Me despido con mi correo electróncio, por si alguna vez publicas algo que quieras compartir con quien reivindica a nuestro olvidado Larra, tan necesario en estos oscuros tiempos.
    cosmehorno@hotmail.com
    Gracias y un saludo.

  8. Hoy me he tropezado con una frase de John Lennon que tiene su gracia: «La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.»
    Sirva de consuelo y norte.

  9. Comprendo que es cansado clamar en el desierto de Hispanistán. Queda dicho lo dicho. Tal vez, algún día, retorne el sentido común. Todo tiene su tiempo. Un saludo.

    1. Perdón, pero es que se me ha escapado la identidad o lo que sea eso. Espero, a pesar de todo, que sigamos en contacto. Un saludo de Francisco Javier.

  10. Nacho Camino, en estas páginas he encontrado algunas de las más lúcidas, y mejor redactadas, observaciones sobre lo que está pasando en el sistema educativo. La página seguirá en los «favoritos» de mi ordenador. Y a ti, aunque no te conozca personalmente ni llegue a conocerte nunca, permíteme que te dé las gracias, y que te mande un abrazo porque gente como tú es absolutamente imprescindible.
    Hasta siempre, este blog ha sido, y es, una de las cosas impagables de internet. Ojalá que todo te vaya de maravilla.

  11. Pues que , como ya te dije una vez , disfrutaría contigo «mientras durase «. Me has ayudado a superar muchas neuras y a sacudirme de encima mucho cartón con esa prosa que te gastas tan chispeante, con las aportaciones de los «cuatro que te leen» y el lado afectuoso, humilde y generoso que has ha menudo mostrado conmigo, de tu polifacética personalidad.

    Hagas lo que hagas , sí que dejas huella y algunos como el pobrecito y yo tendremos que buscarnos otros «foros» para prejubilarnos sin volvernos majareta.

    Un abrazo y hasta siempre.

Deja un comentario