¿Democracia Real? Ya…

[

Esta bitácora nació con el propósito de analizar el sistema educativo, pero también para intentar desenredar la fina trama que lo vincula a costumbres sociales o posiciones políticas. «Enseñanza y Sociedad», reza el subtítulo, aunque bien pudiera sustituirse por el más exacto de «Enseñanza y Polis».

Digo esto porque, en la entrada de hoy, la referencia educativa es sólo subsidiaria de un fenómeno social que ha colapsado las redes y ya puede considerarse como el gran tema de conversación pre-electoral. Me refiero al Movimiento 15-M, Plataforma Democracia Real Ya, Colectivo de Indignados o como quiera llamarse. Colectivo que pretende ser el reflejo de una sociedad civil levantada contra el poder y libre de discursos ideológicos. Una iniciativa «apolítica».

Que un grupo de ciudadanos manifieste su descontento y ponga en duda la gestión de la clase gobernante es algo que, tarde o temprano, tenía que ocurrir. Digamos que ha ocurrido más tarde que temprano, y en un momento tan crucial como son las postrimerías de campaña. Por desgracia, esta antesala del voto se ha convertido, últimamente, en una ocasión para la sospecha.

Y lo que uno sospecha es que un discurso ideológico, tan deliberadamente escogido como el tiempo de su proclama, subyace al natural malestar ciudadano. Corrijo: no es que lo sospeche, sino que las mismas propuestas del movimiento certifican la validez de tales prevenciones.

Democracia Real no es «apolítica», como se apresuran a decir sus portavoces y muchas de las personas que, de buena fe, participan en sus concentraciones y acampadas. Y no lo es porque nada puede serlo. La sola pertenencia a la «polis» nos hace sujetos de una actitud política, ya sea por acción o por omisión. Los «indignados», por ejemplo, pensarán que quienes no secundan sus movilizaciones están impedidos por la adormidera de los poderes fácticos, o, aún peor, representan a las fuerzas opresoras que ellos critican. Un jucio político.

Sin embargo, no es tan simple. A pesar de presentarse como un grupo «abierto» en el que «caben todos», DRY se ha puesto el debido corsé ideológico antes incluso de que empiecen a llegar los invitados. Su programa podrá ser atractivo para el votante de IU, para intelectuales de pensamiento intervencionista o para declarados defensores del Estado Social. Se vanaglorian de tener a los jóvenes de su lado, pero esto es sólo porque la única juventud que se valora como tal es la de cuño anticapitalista. Los jóvenes liberales, por poner un caso, apenas tienen nada a qué agarrarse en ese listado de reivindicaciones. Nada, al menos, que no formara ya parte del ideario de cualquier demócrata.

Y es que el rosario de demandas no es sólo completamente «político», sino también contradictorio. Quienes protestan contra los abusos del poder, solicitan al mismo tiempo que les aprieten con más ahínco los grilletes. Por un lado, se pide la supresión de los privilegios políticos, cosa que está muy bien y que, por cierto, ha recogido Rosa Díez en una serie de medidas. Pero, por otro, se le confieren al Estado unas potestades de claro aroma bolivariano: expropiación de viviendas, nacionalización de la banca, más impuestos y aumento indiscriminado del gasto social.

Es evidente que una buena parte del electorado no suscribirá estas propuestas, precisamente por ir más allá de las peticiones que serían propias de un grupo «aideológico»: igualdad de derechos ante la ley y libertad de elección. Poco extraña, entonces, que Cayo Lara se incluya entre los inspiradores de la pacífica revuelta, que aparezca el sempiterno pro-castrista Willy Toledo y que, en definitiva, todos los sectores de la izquierda sientan la pulsión de instrumentalizar a quienes ya son un instrumento perfectamente acabado de sus ideales. La supuesta «inocencia e ingenuidad» que algunos comentaristas achacan a esta plataforma, no ha de serlo tanto. Después de todo, alguien ha debido reunirse en torno a una mesa y escribir el manifiesto. Que todas las medidas tengan ese tufo colectivista apunta a un plan preconcebido, pasado por la criba de una determinada visión del mundo. La espontaneidad y la vocación ecuménica quedan reservadas para quienes, suspendido el análisis crítico, lo reemplazan por la exteriorización de una justificada rabia.

Hoy, mientras conducía, el locutor de Onda Cero abría los micrófonos de la Puerta del Sol a los oyentes. «El enclave madrileño es ahora un hervidero de debates y conversaciones», decía. En efecto, se oía el diálogo de un improvisado foro de anónimos ciudadanos. Transcribo, de forma aproximada:

– No votar tampoco es la solución.

– Totalmente. Eso favorece a la derecha.

– De lo malo a lo peor…

– Ellos (se supone que la derecha) les ponen autobuses a las monjitas…

Y en ese plan. No se trata de elevar la anécdota a categoría, pero intuyo que las ideas aquí expuestas, sin ir más lejos, no serían bien recibidas por quienes asumen una máxima liberticida de este calibre:

Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido.

(Propuesta 3.1 de «Democracia Real Ya»)

Una prueba de «apoliticismo» podría ser que en la página web de DRY cupiera esta otra alternativa, de signo liberal, a la indudable crisis institucional y económica que padecemos:

LIBERTAD-REAL-YA

Es un partido, sí, pero de esos tan, tan minoritarios que los colectivistas anhelan promover con sus imparciales quejas. Si es que no tiene cabida, entonces habremos de suponer que para DRY no todas las alternativas son igualmente válidas. O, de serlo, algunas son más iguales que otras.

Desmontada la falsa neutralidad de los promotores, me picaba la curiosidad por conocer los planteamientos de DRY acerca de la Enseñanza. Puesto que Zapatero, Rajoy y hasta Obama (Now we´re talking…) hablan de la educación como del auténtico sustrato de toda sociedad avanzada, suponía que iban a extenderse en el asunto. Pues no: lo que supura indignación y desprecio de las libertades cuando se habla de propiedad privada o actividades empresariales, se torna aquí suave reproche con palmetada en el hombro incluida:

Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo.

(Propuesta 4.2 de «Democracia Real Ya»)

Y eso es todo, amigos. Se conoce que el maximalismo antisistema no alcanza para denunciar sistemas de segundo orden, como el educativo encarnado en la LOGSE aka LOE. Una simple disminución de ratios y todos tan contentos. Esta tibieza nos remite a la comprensión y tozudez con que la izquierda asume las escandalosas cifras de fracaso escolar. En este caso, no falla el sistema, claro que no, sino la falta de efectivos que impide el desarrollo utopizado en las mentes de los legisladores. Ni una mención al descenso de niveles académicos, a la primarización de la Enseñanza Media, al hostigamiento burocrático de las administraciones, a los problemas de convivencia en los centros, a la vulneración de los derechos lingüísticos en las comunidades con segunda lengua…

Tales omisiones (recuerden: también una actitud política) son familiares a quienes llevamos unos años en el gremio. Son las mismas que callan los partidos y sindicatos de izquierda, en perfecta armonía con el poder político vigente.

Indígnense, sí. Están en su derecho. Pero no olviden que, tras el pathos revolucionario, deben prevalecer la reflexión y los argumentos. Puesto que son ustedes tan demócratas, entederán que haya quienes tenemos otros.

P.S.: Ah, y si tuvieran la bondad, ¿podrían recoger alguna de estas demandas entre las suyas? Yo también soy un ciudadano. E indignadísimo. Tela.

Calle del Circo, 41001 Sevilla, España

12 respuestas a «¿Democracia Real? Ya…»

  1. Muy de acuerdo, Nacho.
    Está claro que este sistema no puede «arreglarse» desde dentro. Tiene que desaparecer. Primero hay que deslegitimarlo con una abstención mayoritaria y, posteriormente, proponer un sistema que permita una representacion real de la sociedad, donde se pueda luchar de verdad por conseguir mejoras o grandes reformas en educación, ciencia, investigación, etc.
    Mi enhorabuena. Lo triste es que esto no sale en medios de comunicación ni en concentraciones de indignados 🙁
    Dani

  2. Hola Nacho,

    La frase que citas (Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo) es de «democraciarealYa» no de «libertadrealYa».

    Lo que propone LibertadRealYa es el cheque escolar y la (paulatina) retirada del estado de la educación. Universalidad pero sín estatalismo.

    Por otro lado, el P-Lib es detras del PP y PSOE la tercera fuerza politica en Facebook (sin contar la Fundación EQUO) con 14.000 + seguidores. No es tan minoritario como podrias pensar.

    1. Estimado Rcs:

      Conozco bien los planteamientos del P-lib porque yo soy uno de sus seguidores en Facebook. Y en este blog, por cierto, he defendido el cheque escolar. Creo que ha habido un malentendido, al situar vuestro enlace justo antes del extracto de «democraciareal». Intentaré subsanar esa confusión.

      Un cordial saludo.

  3. Pero, Nacho, lo que yo me pregunto es si hay que oponer, al manifiesto de DRY, el del PLI. Quizá haya un error de planteamiento en todo esto. Quizá la parte inteligente de la izquierda y la del liberalismo deberían buscar la base, el suelo desde el que poder erigir una propuesta común. No me entiendas mal, no estoy yo aquí ahora de conciliador salomónico; pero sí es cierto que las fuerzas se terminan malgastando inevitablemente cuando, por hacer política, al final se hace ideología.

    Yo de DRY no me fío un pelo. Pero es que si, en vez de este movimiento, fuera ese supuesto Libertad Real Ya el que hubiese acampado en la Puerta del Sol, tampoco me fiaría más. Ambas posturas son absolutamente ideológicas y perfectamente asumibles por el tinglado partidocrático actual, que es aquí la almendra del asunto.

    ¿Tal vez esta podría ser la causa común, a partir de la cual se elaboraran propuestas creíbles, sensatas y, sobre todo, asimilables tanto por estatalistas como por liberales?

    Lamentablemente veo y escucho a muy pocas personas(poquísimas, en realidad) decir esto. Fíjate que, si bien tanto DRY como el PLI denuncian el actual statu quo, sus propuestas no rompen con él. En mi opinión, habría que conseguir un texto de mínimos, donde no entraran aspectos del llamado estado del bienestar o estrictamente económicos. Un texto basado en tres puntos que son inherentes a la palabra democracia: separación de poderes, representación de los ciudadanos en las instituciones y control de los representantes por parte de sus representados. Y dejarse de nacionalizaciones de banca o cheques escolares. Así, quizá, dándole vueltas al asunto, nos daríamos cuenta de que:

    a)El verdadero problema de España es el régimen político en su totalidad (desde la primera a la última institución).
    b)El sistema electoral proporcional (sea de listas a abiertas o cerradas) es el mayor lastre de todo aquel Estado que aspire a ser una democracia algún día, pues es representativo de las ideologías pero no de los ciudadanos, y, sobre todo, impide que estos controlen a sus supuestos representantes.
    c)Lo prioritario es aparcar el debate ideológico y ponerse de acuerdo en cambiar, sencillamente, las reglas. Construir otras que funcionen mejor y, a partir de ahí, dejar (ahora sí) que el juego partidista, ideológico y electoral se desarrolle con total libertad.

    Un abrazo, amigo.

    1. En efecto, David, no hay que enfrentar un manifiesto con otro más que como ejercicio retórico. Mi interés era señalar la fuerte carga ideológica del programa de DRY, oponiéndole un programa radicalmente ditinto en su enfoque político-económico.Ojalá se hubieran limitado a tus 3 puntos, pero no es así.

      Un abrazo.

  4. Si quieres que se tomen en cuenta tus ideas… vete a una de las asambleas y proponla… la gente la escuchara y se votará…

    Y otra cosa, ¿qué no se denuncia la precariedad educativa? Con todos mis respetos creo que solo conoceis el movimiento por lo que os muestran los medios de comunicación…y así no se puede tener una opinión fundada sobre los objetivos de esto…

    Es cierto que muchos puntos están más deacuerdo con la ideología de izquierdas.. pero de ahí a decir que es una ideología comunista… Pedir una vivienda digna para el pueblo, ¿es de izquierdas? Pedir que los poderes públicos respondan ante el pueblo y no ante las grandes empresas, ¿es de izquierdas?…pues igual la derecha debería plantearse el porque dos de los artículos más importantes de la constitución española van en contra de sus ideales…..

    Me pregunto si hacernos creer que regular el sistema financiero y bancario es un pensamiento comunista no es justo lo que pretendian…

    1. Estimado Vidlo:

      Ése es el problema: creer que tales asambleas representan a alguien más que a los propios acampados. El otro día, en Madrid, se aprobaba unánimemente algo así como «queremos una escuela de calidez, no de calidad». Y es que al calor del envite revolucionario se puede aprobar cualquier cosa.

      DRY y otros movimientos tenían dos opciones: una era votar a los partidos que incluyen en su programa las dos propuestas fundamentales, esto es: reformar la ley electoral (pero con la condición de «un hombre, un voto») y acabar con las prebendas de la clase política.

      La otra era aún más sencilla: limitar sus reivindicaciones a aquellos aspectos que, como los arriba mencionados, atañen a la democracia formal. De ese modo, todo el mundo, a izquierda y derecha, podría haber sentido la protesta como suya. Pero supongo que los promotores de la idea no pudieron resistirse a elaborar un programa político propio.

      Quizá decir «comunista» sea una exageración, en efecto. Pero de lo que no cabe duda es de que el «programa» de DRY reclama Estado en unas proporciones difíciles de conciliar con las libertades individuales y, en opinión de muchos, incompatibles con el desarrollo económico. El sistema financiero y bancario ya estaba regulado, por cierto, y mucho. Otra cosa es que tales regulaciones hayan tenido consecuencias desastrosas. Culaquier liberal te podrá decir que el empresario no es necesariamente un liberal, sino que se convierte en un feroz estatalista cuando los poderes públicos le eliminan a la competencia.

      En cuanto a derechos como el de vivienda, la Constitución no establece por qué criterios políticos debe encaminarse el legislador para alcanzar tales objetivos. Ateniéndose al pluralismo político, podrían introducirse igualmente medidas liberales o intervencionistas. Si existe tal derecho, ¿significa entonces que uno podría exigir al TC una exención de pago? Ni tal cosa es viable, ni el TC acepta la invocación directa de ese derecho.

  5. ¿Les suena?

    El Ejército del Ebro,
    rumba la rumba la rumba la.
    El Ejército del Ebro,
    rumba la rumba la rumba la
    una noche el río pasó,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    una noche el río pasó,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    Y a las tropas invasoras,
    rumba la rumba la rumba la.
    Y a las tropas invasoras,
    rumba la rumba la rumba la
    buena paliza les dio,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    buena paliza les dio,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    El furor de los traidores,
    rumba la rumba la rumba la.
    El furor de los traidores,
    rumba la rumba la rumba la
    lo descarga su aviación,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    lo descarga su aviación,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    Pero nada pueden bombas,
    rumba la rumba la rumba la.
    Pero nada pueden bombas,
    rumba la rumba la rumba la
    donde sobra corazón,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    donde sobra corazón,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    Contraataques muy rabiosos,
    rumba la rumba la rumba la.
    Contraataques muy rabiosos,
    rumba la rumba la rumba la
    deberemos resistir,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    deberemos resistir,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    Pero igual que combatimos,
    rumba la rumba la rumba la.
    Pero igual que combatimos,
    rumba la rumba la rumba la
    prometemos combatir,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
    prometemos combatir,
    ¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!

    La escribieron sus abuelos… dejense de tantas boludeces y pongan huevo carajo!!!! ya saben que hacer, dejense de tanta asambleita pseudo-progresista y cortenle la cabeza al rey de una!!! Muerto el perro se acabo la rabia!

  6. DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS DEL CIUDADANO DEL TERCER MILENIO
    A partir de esta declaratoria, los ciudadanos de la Red lanzamos al ciberespacio y al viento la esencia de nuestro libre pensamiento, buscando dar a luz a una nueva época.
    Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana.
    Considerando que los gobiernos que dicen representarnos han sido incapaces de lograr la aplicación universal y efectiva de esos derechos que juraron defender, la vida, la libertad, la igualdad ante la ley, la enseñanza y la educación, la propiedad, el trabajo, el descanso y el disfrute del tiempo libre, la salud y el bienestar, en especial la alimentación, el vestido, la vivienda y la seguridad de la persona y su familia.
    Considerando que tampoco han sido capaces de eliminar de la faz de la Tierra las mas oscuras manifestaciones de la injusticia, la violación de los derechos humanos, el hambre, la pobreza, los horrores de la guerra, la explotación, la injusticia social, la esclavitud y la tortura en todas sus formas.
    Declaramos que la supuesta representación que ejercen es una falacia, resultado de una larga historia de engaños y traiciones. Los políticos que la sustentan usurpan el poder en beneficio propio y de perpetuarse, en lugar del bien público, su acción es el origen de la miseria de millones de seres humanos.
    Declaramos que siendo el Hombre intrínsecamente libre, es inalienable su derecho a decidir su destino individual y colectivo, por lo que no debe ser ejercido por representación. Solo la ciudadanía tiene derecho a gobernarse, ya que si se equivoca, como única responsable de sus errores, paga con su sangre, sudor y lágrimas.
    Declaramos que nadie debe ser objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada. Todo ciudadano adulto tiene derecho a disponer de su persona y de su cuerpo de la manera que entienda pertinente, sin ser coaccionado, mientras sus acciones no afecten el mismo derecho de sus semejantes.
    Declaramos que el conocimiento, como el fuego, no es una propiedad material, no se pierde cuando se da, por lo que no debe ser patrimonio de ningún individuo, sino de toda la Humanidad.
    Declaramos que la Red es un espacio libre y universal donde expresar nuestras convicciones, sin privilegios ni prejuicios de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión, origen nacional o social, posición económica o cualquier otra condición. Todo ciudadano debe tener igual derecho a estar conectado a la Red, ejerciendo si lo desea su soberanía libremente, sin castigo, cuando, donde y como entienda pertinente, para ser oído públicamente y decidir, ejerciendo así su libertad de expresión y de opinión, corolario natural del derecho a la libertad de pensamiento y de conciencia.
    Declaramos que las diferencias, conflictos y disputas entre los ciudadanos y las naciones deben resolverse por negociación pacífica. Ninguna ideología, religión o razón, por justa que parezca, aún la vigencia de esta declaratoria, justifica derramar una sola gota de sangre humana. No aceptamos el poder de las armas; declaramos la paz a la humanidad y a las naciones, en consecuencia exigimos desmantelar los ejércitos, transformándolos en entes productivos al servicio de la sociedad.
    Declaramos que la solidaridad y la fraternidad para con el resto de la humanidad, el bien común y el respeto por el medio ambiente, deben ser los principios rectores de nuestra conducta, en la búsqueda del progreso social y de un futuro justo y sustentable.
    Concluimos solicitando sembrar este nuevo contrato social, inflamando los corazones con un nuevo espíritu humanista. Nadie puede encarcelar nuestro pensamiento. Estamos en los albores de una nueva civilización, donde todos los humanos, sin distinción, tendrán derecho efectivo a buscar su felicidad.
    FACEBOOK ciudadanosimplicio@gmail.com Montevideo, 15 de junio de 2011

Deja un comentario