Windows über alles

Jueves, 29 de octubre de 2009. Diario El Mundo.

La Consejera de Educación resaltó el carácter igualitario de los centros TIC 2.0 y explicó que «no todas las familias cuentan con un equipo informático en casa, por lo que esta entrega de ordenadores permitirá que todos los alumnos de 5º y 6º puedan relacionarse con uno».

El afán igualador de las administraciones públicas no conoce límites. Una concepción errónea de lo que significa la Enseñanza empuja a nuestros a próceres a modificar mil y una veces el lecho de Procusto hasta conseguir unas dimensiones universales a las que se ajuste, aún a riesgo de fracturas y mutilaciones, cualquier hijo de vecino.

Varios son los dorados becerros ante los que se postran «expertos» y políticos con excusa piadosa de igualdad: banalización de asignaturas «difíciles», supresión de exámenes, preeminencia de los «valores», variables socioculturales (véase el post «Adaptación al medio«) y un largo etcétera diseminado en un sinfín de normativas que pretenden parchear lo que ya son enormes boquetes en el casco de la nave educativa .

Ahora es el momento de la «pasión portátil». Fíjense que, entre otras cosas, los centros a los que se suministra el maná de silicio «portan» un «carácter igualitario». Así de sencillo. Así de fácil. Tanto especular con las teorías pedagógicas de Dewey, Vigotsky o Freire, y resulta que el mayor promotor de la igualación humana era Bill Gates. Como es sabido, disponer de un equipo informático en casa incrementa la capacidad de juicio de forma exponencial. A la vista está que, desde que es así, en los bares ya no se escancia sidra, sino que se escanden alejandrinos. Y que, en la pescadería, el cliente, siguiendo a Heisenberg, aplica el Principio de Incertidumbre a la frescura de los salmonetes. Hermoso.

De lo que se infiere que los centros sin oráculos portátiles no son igualitarios. Los infortunados alumnos que sólo disponen de padres responsables y un incipiente afán de conocimiento están en franca desventaja frente al patán maleducado que ha pedido a Melchor, Gaspar y Media Markt un laptop con Blue-Ray y tarjeta gráfica GeForce. El pobre se encuentra a merced de lo que buenamente den de sí los modestísimos cerebros humanos encargados de su instrucción. Me pregunto si yo, como alumno desinformatizado que fui, podré reclamar daños y perjuicios al Estado por la escandalosa discriminación de que fui objeto.

Quien esto escribe es un apasionado de las nuevas tecnologías. Por eso mismo, sabe que constituyen un soporte sobre el que desarrollar, en la medida de lo posible, su escasa inteligencia. Una herramienta magnífica que no cambia nada si uno no ha sido previamente entrenado en la disciplina,  la reflexión y el esfuerzo. ¿De qué modo se van a «relacionar» los muchachos con el eminentísimo Maestro Intel Core, si cada vez es más evidente la incapacidad generalizada para comprender una frase en español culto?

Tal vez la Consejera tenga la respuesta: Windows. marmoWindows über alles.

9 respuestas a «Windows über alles»

  1. Jajaja… Gracias, Fray.

    Debe de ser cierta esa fama que arrastran (nunca mejor dicho) los cojos en lo tocante a la mala leche.

    O será que tienen más tiempo para pensar. Y, claro, se agarran un turbión de tres pares de narices.

    Saludos.

  2. Hola Nacho. Dejas pruebas de tener una mente superlúcida. Me has dejado con la boca abierta…
    Me encanta tu página. Espero que nos veamos pronto. Un abrazo y un beso a Rosa.
    PD.- Voy a ser papá para diciembre. Será niño.

  3. Qué me dices!! Enhorabuena, Stanis!!! Caramba, tenemos que vernos para celebrarlo… Ahora estoy provisionalmente lisiado (lesión futbolística) pero, en cuanto pueda posar el pie, te pegamos un toque, ¿vale?

    Un abrazo muy fuerte y muchas gracias por tus palabras.

  4. Estimado Nacho:

    Estamos creando un blog colectivo: http://www.deseducativos.wordpress.com. (ahora es un boceto)

    Le adjunto la propuesta que le he hecho a otros autores de blogs y que ya han aceptado:

    -Convertir la página en un blog donde varios AUTORES -usted entre ellos- participen como tales -¿tal vez con nombre, apellidos y centro de enseñanza donde se trabaja?-. Para ello le dejo mi email: autopsia1@gmail.com. Una vez me envíe un correo, le digo el nombre de usuario, la clave y el email de la web.
    -Se va publicando como y cuando apetezca.
    -En la página PDF selecciono -o seleccionamos (depende del grado de implicación que se desee adquirir)- textos que reúnan, sobre todo, las condiciones de formato (básicamente, no exceder las 500 palabras). Posteriormente se publican -con la indicación de Año, Número y fecha (da igual, por ahora, la regularidad, a modo de revista)- con la intención de que todo aquel que lo desee, se encuentre con ánimos o, sencillamente, se atreva, las imprima en su centro de trabajo -cuatro o cinco copias, me conformo con eso- y las distribuya junto a otros papelajos que suelen estar en las salas de profesores.
    -Yo me ocupo de rellenar las secciones. Le indicio -por si tienes algo que añadir-:
    a) Donde dice DESEDUCADORES, se adjuntarán archivos de ensayos, artículos y textos varios de eminencias “deseducadoras” aparecidos en la red o en diarios digitales.
    b) Donde dice NUESTRAS PROPUESTAS, ha de aparecer un breve escrito -me gustaría que consensuado- con los objetivos que el blog se propone: básicamente, un cambio radical del sistema de enseñanza, explicado y estructurado en epígrafes de fácil comprensión (ya sabe: 1.- Enseñanza Primaria: (…); 2.- Secundaria (…), etc. Esto tendríamos que discutirlo de alguna manera.
    c) Donde dice QUIÉNES SOMOS, vendrá recogida la identidad del blog: no sé si “colectivo”, “grupo”, “plataforma”, “movimiento ciudadano”… Esto también habría que discutirlo.
    -Insisto: el quid de la cuestión es difundir en nuestros lugares de trabajo, y hacer también que se difundan, los textos en PDF. A modo de libelos, panfletos, hojas parroquiales o como se les quiera llamar.
    -Imprescindible sería, además, que cada uno de nosotros difundiera la existencia del blog por otros sitios de la red.
    Un abrazo

Deja un comentario